Definición de la unicidad de Allah en su soberanía, evidencias de su aspecto original y de que los politeístas lo afirman.






De su definición global (creencia en la unicidad de Allah en su soberanía, está la pureza de la intención al adorarle y la afirmación de Sus nombres y atributos), podemos deducir que la unicidad (tawhid) se divide en tres categorías:


  • La unicidad en su soberanía (tawhid ar-rububiya)
  • La unicidad al adorarle (tawhid al-uluhiya)
  • La unicidad en Sus nombres y atributos (tawhid al-asmá wa as-sifat)



Cabe saber que cada una de estas categorías tiene una definición particular que es diferente una de otra. La unicidad de Allah en su soberanía es su unicidad en sus acciones, es creer que Él es el único creador (khaliq) de todos los seres existentes:

“Allah es el creador de todas las cosas” (39:59)

Y que es el único proveedor de los animales, de los humanos y de las demás especies:

“No hay bestia sobre la tierra a cuyo sustento no provea Allah ” (11:6)

Él es el poseedor del dominio de la tierra y de los cielos, que administra todos los asuntos del mundo, atribuye y despoja, alza y rebaja (a los pueblos), capaz de toda cosa, alterna el día con la noche, da la vida y la muerte.

“Di: «¡Oh, Allah, Dueño del dominio! Tú das el dominio a quien quieres y se lo retiras a quien quieres, exaltas a quien quieres y humillas a quien quieres. En Tu mano está el bien. Eres omnipotente. Tú haces que la noche entre en el día y que el día entre en la noche. Tú sacas al vivo del muerto y al muerto del vivo. Tú provees sin medida a quien quieres»” (3:26-27)

Allah –poderoso y majestuoso- negó que tuviera cualquier socio o asociado en el dominio, tal como negó tener un asociado en la creación y en la provisión de la creación, Allah dijo:

“Ésta es la creación de Allah. ¡Mostradme, pues, qué han creado los otros que adoráis en lugar de (adorarle) a Él!” (31:11)

“O ¿quien es el que os proveería de sustento si Él interrumpiera Su sustento?” (67:21)

Tal y como Él proclamó su soberanía en toda la creación:

“Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos” (1:1)

“Vuestro Señor es Allah, Que ha creado los cielos y la tierra en seis días. Luego, se ha instalado en el Trono. Cubre el día con la noche, que le sigue rápidamente. Y el sol, la luna y las estrellas, sujetos por Su orden. ؟No son Suyas la creación y la orden? ¡Bendito sea Allah, Señor del universo!” (7:54)

Allah dio a toda la creación sin excepción, e incluso a los politeístas, la disposición innata de afirmar su soberanía, quienes asocian a Allah en su adoración, aún así admiten la unicidad en su soberanía:

“Di: «¿De quién es la tierra y quien en ella hay? Si es que lo sabéis…» Dirán: «¡De Allah!» Di: «¿Es que no os dejaréis amonestar?» Di: «¿Quién es el Señor de los siete cielos, el Señor del Trono augusto?» Dirán: «¡Allah!» Di: «¿Y no Le teméis?» Di: «¿Quién tiene en Sus manos la realeza de todo, protegiendo sin que nadie pueda proteger contra Él? Si es que lo sabéis…» Dirán: «¡Allah!» Di: «Y ¿cómo podéis estar tan hechizados?»” (23:84-89)

Ninguno de los descendientes de Adam contradice este aspecto de unicidad en la soberanía, dado que los corazones fueron impregnados por una disposición innata hacia la unicidad, la cual es mayor que cualquier afirmación de otra cosa, conforme a los dichos de los profetas:

“Sus enviados dijeron: «؟Es posible dudar de Allah, creador de los cielos y de la tierra? ”(14:10)

La persona más infame que pretendió y manifestó externamente la negación de Allah, fue faraón, el Corán estipula que él en el fondo de su corazón tenía certeza de la soberanía de Allah, Moisés (Musa) dijo:

“ Dijo: «Tú sabes bien que sólo el Señor de los cielos y de la tierra ha hecho bajar éstos como pruebas evidentes. ” (17:102)

Él dijo acerca de él y de su pueblo:

“Pero los negaron, en contra de la certeza que sus almas tenían sobre ellos, por injusticia y arrogancia” (27:14)

De igual manera, quienes hoy en día, niegan al Señor como es el caso de los ateos y de los comunistas, la negación es por orgullo, mientras que son conscientes de ello, en su interior saben bien que la presencia de las criaturas implica indispensablemente la presencia del Creador, y que la presencia de efectos implica la presencia de un autor, Allah dijo:

“ ¿Han sido creados de la nada? ¿O son ellos los creadores? ¿O han creado los cielos y la tierra? No, no están convencidos.” (52:35-36)

Observa y contempla el mundo en su conjunto, de arriba abajo, es una prueba en sí misma de la existencia de su creador, de su señor, así pues negar al creador es como rechazar el conocimiento. No hay ninguna diferencia en ello, dado que el conocimiento auténtico demuestra la existencia del creador. En cuanto a los comunistas que se jactan de su negación de la existencia del Señor es debido al orgullo, a la carencia de intelecto correcto y de ideas fundadas. Quien forma parte de esta categoría de gente, invalidó su inteligencia e instó a la gente a burlarse de él.

Uno de los poetas decía:

¿Cómo se puede desobedecer a Allah y rechazarle, tal como el apóstata hace, mientras que en todas las cosas hay signos que indican que Él es Uno?

Shaikh FawzanAqidatu TawhidExtraído de: SalafislamTraducido por Ummu Khattab Al Andalusiyyah para:atharusalaf.com