Al Wudu (La ablución menor)



  1. Narró Abu Hurayra -radiya Allahu anhu- que el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- dijo: “Si no fuera porque sería dificultoso para mi comunidad les hubiera ordenado usar el Siwak [3] (cepillo de dientes natural), antes de cada oración (Salat)”.

  2. Relatado por Malik, Ahmad y Nasa’i.
    Ibn Khuzaima lo graduó Sahih (legítimo) y Bukhari lo mencionó sin su respectiva cadena de narradores a modo de tiíulo).



[3] Significa que utilizar el Siwak (un palillo de un árbol o el cepillo de dientes) en cada ablución es Sunna [Tradición del Noble Profeta -sala Allahu alayhi wa salam-. El Hadith registrado por Muslim nos dice que el Siwak debe utilizarse antes de cada oración. Que si alguien va a ofrecer las oraciones con ablución realizada previamente, debe usar un Siwak. Estos hadices demuestran el énfasis en el uso constante de Siwak para la limpieza de los dientes. Esto es Sunna (aconsejable) y no Wajib (obligatorio).



  1. Narró Humran [4], esclavo liberto de ‘Othman [1] : ‘Othman -radiya Allahu anhu- requirió agua para realizar la ablución y la vertió sobre sus manos tres veces lavándolas [2], luego se enjuagó la boca y aspiró agua por la nariz echándola después, luego lavó su rostro tres veces, así como la mano derecha hasta los codos tres veces, luego hizo lo mismo con la mano izquierda, luego se pasó la mano mojada por la cabeza y luego se lavó el pie derecho tres veces incluyendo los tobillos luego hizo lo mismo con el pie izquierdo; luego dijo: Vi al mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- realizar la ablución de esta manera”.



Registrado por Bukhari y Muslim



[1] Humran Ibn Aban fue cautivo de Khalid ibn Al-Walid en una batalla, durante el califato de Abu Bakr, quien lo envió para que sirviera a ‘Othman quien luego lo liberó. Este Hadith es fidedigno en un segundo grado entre los hadices. Humran murió en el año 75 de la Hégira.

[1] Fue el tercer Califa Recto. Aceptó el Islam en sus albores, y contrajo matrimonio con Ruqaya, hija del Profeta -sala Allahu alayhi wa salam- y luego que ella muriera, se casó con Umm Kulthum, también hija del Profeta -sala Allahu alayhi wa salam-. Desde entonces fue llamado Don Nurain (el de las dos luces). Murió mártir un viernes, 18 del mes de Dul Hijja del año 35 de la Hégira.


[2] En este hadith se menciona que lavarse la cara, las manos y los pies tres veces cada uno es Sunna, ya que considerando otros hadices, que mencionan solo dos veces y que hasta una vez es suficiente. El Imam Nawawi ha escrito que el consenso general de los Sabios consiste en que lavarlos al menos una vez es Fard (obligatorio).




  1. Narró Ali [3] r-adiya Allahu anhu- con respecto a la descripción de la ablución del Profeta -sala Allahu alayhi wa salam-: Pasó su mano húmeda tan solo una vez. [4]



Relatado por Abu Dawd, Nasa’i, Tirmidi con una cadena de narradores Sahih. Tirmidi dijo : “Este Hadith es el más correcto sobre el tema”.



[3] Fue el cuarto Califa Recto. Luchó en todas las batallas excepto la de Tabuk, porque el Profeta -sala Allahu alayhi wa salam- lo había dejado encargado de la ciudad de Madina. Abdurahman Ibn Malyam lo asesinó un viernes por la mañana 17 de Ramadan del año 40 de la Hégira en la ciudad de Kufa.


[4] Significa que es obligatorio pasar la mano húmeda sobre la cabeza (Mash) solo una vez.




  1. Narró Abdullah Ibn Zaid Ibn ‘Aasim [5] -radiya Allah anhu- en la descripción de la ablución dijo: El Mensajero de Allah -sala Allah alayhi wa salam- frotó su cabeza [6] con las manos húmedas desde la frente hasta la nuca.

Registrado por Bukhari y Muslim


En otra versión de Bukhari y Muslim: “Comenzó del frente de su cabeza y luego pasó las manos mojadas por la cabeza empezando por la frente hasta llevar ambas manos a la nuca y luego las llevó de nuevo al lugar por donde había empezado.”



[5] Era un Ansari que pertenecía a Bani Mazin el clan de An-Najar. Lucho en Uhud y mató a Musailima Al Kaddab junto con Wahchi en la batalla de Al-Yamama. Fue muerto el día de la batalla de Al-Harrah en el año 63 de la Hégira.


[6] Este Hadith nos informa que el Mash (pasar la mano húmeda sobre la cabeza) desde comenzar por la frente.



  1. Narró Abdullah ibn ‘Amer [1] -radiya Allah anhu- con respecto a la descripción de la ablución dijo: “Entonces (el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam-) frotó su cabeza, puso su dedo índice en sus orejas y limpió el exterior de sus orejas con sus dedos pulgares”. [2]



Relatado por Abu Dawd y Nasa’i. Ibn Khuzaima lo graduó Sahih (legitimo).



  1. Narró Abu Hurayra -radiya Allah anhu- que el Mensajero de Allah -sala Allah alayhi wa salam- dijo: “Cuando uno de vosotros se despierte de su sueño que haga la ablución y aspire agua por la nariz y la eche tres veces. Pues, en verdad que shaytan pasa la noche sobre su ternilla (cartílago nasal)”.



Registrado por Bukhari y Muslim



  1. Narró Abu Hurayra -radiya Allahu anhu- que el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- dijo: “Cuando uno de vosotros se despierte de su sueño que no ponga sus manos en el recipiente (con agua) hasta que las haya lavado tres veces, [3] porque ciertamente no sabe donde estuvieron sus manos (mientras dormía)”.



Registrado por Bukhari y Muslim. Esta es la versión de Muslim.



[1] Hijo de ‘Amr Ibn Al-‘Aas Al-Qurachi. Aceptó el Islam antes que su padre, quien era trece años mayor que él. Fue un sabio, memorizador del hadith y una persona muy piadosa. Murió en el año 63 o 70 de la Hégira.


[2] Significa que las orejas deberán limpiarse por dentro y por fuera respectivamente.


[3] Significa que no deben sumergirse las manos en el recipiente con agua para la ablución. El Sabio Ibn Hajar, en su libro Fath AL Bari, nos dice : Aunque este Hadith parece estar relacionado con los utensilios para la ablución al parecer incluye todos los otros utensilios y los recipientes de agua para el baño. Pero si hay una piscina grande o tanque de agua entonces las manos pueden sumergirse, pues no perjudicaran el estado del agua.




  1. Narró Laqit Ibn Sabirah -radiya Allahu anhu- que el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- dijo: “¡Perfeccionad el Wudu! Frotad los dedos de las manos y los pies, [1] aspirad agua por la nariz profundamente, si no estáis ayunando”.

Relatado por los Cuatro Al-Arba’a [2], e Ibn Khuzaima lo graduó Sahih (legitimo).
En otra versión de Abu Dawd es: “Si realizáis la ablución enjuagad la boca”.



  1. Narró ‘Othman -radiya Allahu anhu- que el Profeta -sala Allahu alayhi wa salam-mientras realizaba el Wudu corría sus dedos a través de su barba. [3]



Relatado por Tirmidi, e Ibn Khuzaima lo graduó Sahih (legitimo).



  1. Narró Abdullah Ibn Zaid -radiya Allahu anhu: El Profeta recibió dos tercios de Mudd [4] (de agua para la ablución), así que se frotó los brazos.



Relatado por Ahmad, e Ibn Khuzaima lo graduó Sahih (legitimo)



  1. Narró Abdullah Ibn Zaid -radiya Allahu anhu- que vió al Profeta -sala Allahu alayhi wa salam- tomando un poco de agua para frotar sus orejas con distinta agua de aquella que había tomado para frotar su cabeza.



Relatado por Al Baihaqi que dijo que su cadena de narradores es autentica, Tirmidi tambien lo graduó Sahih (legitimo)


Y en la versión de Muslim dice: “Y frotó su cabeza con el agua extra del que había utilizado para el lavado de las manos” este Hadith es Makhfud. (ed. La narración mas correcta al respecto)



[1] Significa que deben lavarse los dedos de las manos y pies completa y cuidadosamente.


[2] Abou Dawd, Tirmidi, Nasa’i e Ibn Maja.


[3] Durante la ablución, peinarse la barba con los dedos es Sunna y no Wajib (obligatorio)


[4] En otro Hadith fue mencionado un Mudd lleno. Un Mudd es un poco mas de seiscientos gramos. Esta es la menor cantidad de agua mencionada para la ablución, por otra parte sería muy difícil realizarla con una cantidad menor. No existe un limite máximo de agua, cualquier cantidad de agua puede ser utilizada para la ablución y para bañarse pero sin malgastarla.



  1. Narró Abu Hurayra -radiya Allahu anhu-: Escuché al Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- decir : “Mi Ummah vendrá en el Día de la Resurrección con los rostros, manos y pies luminosos de los rastros de la ablución. Entonces quien pueda de vosotros extender su brillo, [1] que lo haga”.



Registrado por Bukhari y Muslim. Esta es la versión de Muslim



  1. Narró Aisha -radiya Allahu anha- que el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam-amaba comenzar por la derecha todas las cosas : Al calzarse, al peinarse y al purificarse.[2]



Registrado por Bukhari y Muslim



  1. Narró Abu Hurayra -radiya Allahu anho- que el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- dijo: “Cuando realicéis la ablución, comenzad con la derecha”.



Relatado por los Cuatro Al-Arba’a [3] e Ibn Khuzaima lo graduó Sahih (legitimo).



  1. Narró Al Mugira Ibn Shu’ba [4] que el Profeta -sala Allah alayhi wa salam- realizaba la ablución y pasaba las manos húmedas por su frente, sobre el turbante y los dos calcetines de cuero (Khuff) [5]



Relatado por Muslim

[1] Esto puede tener mas de un significado. Puede significar que lavar las partes del Wudu mas allá de los límites mínimos, por ejemplo : lavar las manos hasta los hombros y lavar los pies hasta las rodillas: Abu Hurayra -radiya Allahu anhu- dió este significado. También puede significar que cada parte debe lavarse tres veces, sin dejar pasar mucho tiempo entre los lavados. También puede significar que es bueno realizar la ablución repetidamente o permanecer con la ablución constantemente.


[2] Esta tradición del Profeta -sala Allah alayhi wa salam- la realizaba para todas las buenas acciones, y comenzaba con la izquierda para salir de la mezquita o entrar en el baño, etc.


[3] Abu Dawd, Tirmidi, Nasa’i e Ibn Maja


[4] Abu Abdullah o Abu Isa, Al Muugira Ibn Shu’ba ibn Mas’ud Az-Zaqafi fue un conocido Sahaba. Aceptó el Islam el año de la batalla del foso y luego de ella emigró. Murió en el año 50 de la Hégira en la ciudad de Kufa.


[5] Este Hadith es evidencia de que es correcto pasar las manos húmedas por sobre el turbante. Tiene dos formas : Primero, pasar la mano húmeda sobre el turbante y parte de la cabeza. Aquí no existe ninguna diferencia de opinión entre los sabios. Segundo: solo pasar la mano húmeda sobre el turbante. En este caso existen diferentes opiniones de los sabios sobre su licitud, pero esto se demuestra en un Hadith Sahih registrado por Tirmidi.




  1. Narró Jabir Ibn Abdullah [1] -radiya Allahu anhu- con respecto a la peregrinación (Hajj) del Profeta -sala Allahu alayhi wa salam-: dijo “Comenzad con lo que Allah ha comenzado”. [2]

Relatado por Nasa’i en esta versión en sentido imperativo mientras Muslim lo relata de forma informativa.



  1. Narró Jabir Ibn Abdullah -radiya Allahu anhu- que el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- dijo: “No es correcta la ablución de quien no menciona el Nombre de Allah [3]”.

Relatado por Ahmad, Abu Dawd e Ibn Maja con una cadena débil de narradores. Tirmidi relatado algo similar al anterior de Sa’id Ibn Zaid [4], y de Abu Sa’id, Ahmad dijo que no hay nada autentico que coincida con el significado.

[1] Jabir fue un Sahaba, un Ansar del clan Sulami que se apodaba Abu Abdullah. Fue un conocido Sahaba. Luchó en la batalla de Badr aunque algunos afirman que no acudió ni en Badr ni en Uhud, pero tomó parte en las batallas que siguieron. También estuvo en la batalla de Siffin. Fue uno de los grandes memorizadores de Hadices. Quedó ciego hacia el final de su vida, y murió en el año 74 de la Hégira, a la edad de 94 años. Se dijo que fue el ultimo Sahaba en morir en la ciudad de Madina.


[2] El Qur’an menciona a Safa en primer lugar, entre los montes de Safa y Marwa. El Profeta -sala Allahu alayhi wa salam- comenzó el Sa’i entre Safa y Marwa durante el Hajj o la ‘Omra desde Safa. Así comenzamos la ablución de la misma manera, empezando por lavar el rostro, luego las manos hasta los codos, luego pasar la mano húmeda por la cabeza.. y terminar la ablución lavando los pies.


[3] Otros Hadices al respecto dicen que decir esto es Sunna y no obligatorio.


[4] Sa’id Ibn Zaid ibn Amr al Qurachi, llamado Abu Al-A’war es uno de los diez a quien se le albrició el Paraíso en vida. Aceptó el Islam muy joven, se casó con Fatima, la hermana de Omar, y ambos fueron la causa por la cual Omar abrazó el Islam. Luchó en todas las batallas excepto Badr, porque buscaba la caravana a una distancia muy lejana. Murió en el año 51 de la Hégira y fue enterrado en Al-Baqi.




  1. Narró Talha Ibn Mousarrif [5] citando a su padre y este a su abuelo [6] : “Yo ví el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- enjuagando su boca y luego aspirando agua por la nariz y sonándosela (su nariz) separadamente” [1].



Relatado por Abu Dawd con una cadena débil de narradores



[5] Abu Muhammad o Abu Abdullah, Talha ibn Mussarrif. Era un Tabi’i confiable (ver el glosario). Fue un recitador virtuoso del Quran, y murió en el año 112 de la Hégira. Su padre Mussarrif es desconocido y por eso este Hadith es débil (Da’if).


[6] Ka’b ibn Amr ibn Ka’b ibn Yuhdub Al Jami’ – desciende de una tribu de los Yemenies llamados Yam de Hamadan. Ibn Abdul-Baar dijo que fue un Sahaba que se estableció en Kufa.


[1] Significa que el Profeta -sala Allahu alayhi wa salam- tomaba agua separadamente por limpiar la nariz y enjuagar la boca. Según el autor, este Hadith es débil. Según las narraciones mencionadas por Bukhari y Muslim, el Profeta -sala Allahu alayhi wa salam- uso una sola vez agua para inhalar agua por la nariz y enjuagar la boca.




  1. Narró ‘Ali -radiya Allahu anhu- respecto a la ablución que el Profeta -sala Allahu alayi wa salam- enjuagó su boca y aspiró agua por la nariz y sopló su nariz tres veces. Él enjuagó su boca y aspiró agua por la nariz con la misma mano que tomó el agua.



Relatado por Abu Dawd y Nasa’i



  1. Narró Abdullah Ibn Zaid -radiya Allahu anhu- con respecto que el Profeta -sala Allahu alayhi wa salam- ponía la mano (en el recipiente), enjuagaba (su boca) y aspiraba agua por la nariz, con una sola mano, y hacía esto tres veces.



Registrado por Bukhari y Muslim



  1. Narró Anas -radiya Allahu anhu- que el Profeta -sala Allahu alayhi wa salam- vió a un hombre en cuyo pie aparecía una parte del tamaño de una uña que no había tocado el agua. Entonces le dijo : “Vuelve y realiza apropiadamente la ablución.” [2]



Relatado por Abu Dawd y Nasa’i



  1. Narró Anas -radiya Allahu anhu- que el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam-utilizaba solo un Mudd [3] de agua para la ablución y un Sa’ [4] a cinco Moudd de agua para bañarse.



Registrado por Bukhari y Muslim



[2] Este Hadith evidencia que lavar el pie completo es obligatorio. En un Hadith registrado por Muslim, se menciona que el Fuego alcanzara la parte del pie que no haya sido tocada por el agua. Este Hadith es una refutación para aquellos que afirman que es licito tan solo humedecer el pie (Mash)


[3] Un Mudd مد es aprox. seiscientos gramos, y un Sa’ صاع es un poco mas de dos kilogramos y medio. Esto evidencia la importancia de cuidar el agua.


[4] Un Sa’ equivale a 4 Mudd o 2660 gramos.




  1. Narró Omar [1] -radiya Allahu anhu- que el Mensajero de Allah -sala Allahu alayhi wa salam- dijo: “Si uno de vosotros después de realizar la ablución apropiadamente, recita la siguiente suplica : Ashahadu an laa ilaha illa Allah, wa ashahadu anna Muhammadaan abduhu wa rasuluhu (Atestiguo que no hay divinidad salvo Allah, único sin asociados, y atestiguo que Muhammad es Su siervo y mensajero). Le serán abiertas las ocho puertas del Paraíso, pudiendo ingresar por aquella que desea.”



Relatado por Muslim y agregó Tirmidi:


¡Allahumma aj’alni mina tawwabina wa aj’alni min al mutatahhirin!


(“¡Oh Allah! Inclúyeme entre aquellos que se arrepienten y que se purifican”.)



[1] Segundo Califa Recto. Lleno el mundo islámico de Sabiduría y justicia. Aceptó el Islam en el mes de Dul Hijja, del 6 año de la Profecía y acompañó al Profeta en todas sus batallas. Conquistó Irak, Persia, Siria y Egipto. Fue asesinado por Abu Lu’lu’a, y murió mártir el primero del mes de Muharram del año 24 de la Hégira.



Extraído del Libro Bulugh Al Maram
Transcrito por Ummu Khattab Al Andalusiyyah

https://atharusalaf.com/2014/01/18/al-wudu-bulugh-al-maram/