El islam, religión de justicia y no de igualdad.


Quisiera atraer la atención aquí sobre una frase que algunas personas emplean, puede ser que ellas quieran el bien para éste, mientras que otras lo emplean con un mal sentido.

Es la frase de cuando dicen que ‘la religión islámica es una religión de igualdad’.


Y eso es una mentira contra la religión islámica porque no es una religión de igualdad sino que es una religión de justicia: es decir, que ordena dar a cada persona lo que merece.


Si dos personas son iguales en una cosa en particular, entonces en ese caso se las puede tratar por igual.

Pero si hay una diferencia entre las dos entonces no, no son iguales.

Por lo que no es posible declarar que la religión islámica sea una religión de igualdad, de hecho es una religión de justicia, Allah dice:

“Ciertamente Allah ordena la justicia y la beneficencia”. (An Nahl: 90)

Algunas personas podrán utilizar la frase: “La religión islámica es una religión de igualdad” para darle un mal significado como por ejemplo los que dicen: “no hay diferencia entre el hombre y la mujer, la religión es una religión de igualdad”.

Ellos dan a la mujer derechos, iguales a los que le son dados al hombre.

¿Por qué?

Porque, según ellos la religión islámica es una religión de igualdad.

Los socialistas dicen: “La religión es una religión de igualdad”.


Ello no es posible dado que éste es muy rico y el otro es muy pobre, mientras que hay que coger dinero del rico y darlo a los pobres, pero según ellos, la religión es una religión de igualdad.

Dan a esta frase un mal significado.

Teniendo en cuenta que esta frase puede tener un buen significado tanto como puede tener un mal significado, no se debe describir la religión islámica con ésta.

Más bien hemos de describirla diciendo que es una religión de justicia y es lo que Allah a ordenado: “Ciertamente Allah ordena la justicia y la beneficencia y la asistencia a los y la liberalidad con los parientes”. (An Nahl:90)

Allah no dijo: “en toda igualdad”.


Y no es posible dar igualdad a dos personas (por ejemplo) cuyo uno es ciego y el otro ve, ni a cuyo es sabio y el otro es ignorante, así como tampoco de cuyo beneficia a la gente y el que les es nefasto. No es posible poner a esas personas en igualdad.

Allah ordena la verdadera justicia: “Ciertamente Allah ordena la justicia y la beneficencia y la asistencia a los y la liberalidad con los parientes”. (An Nahl:90)

Es por esta razón que he querido atraer vuestra atención en este versí***** puesto que muchos autores escritores modernos y otros utilizan esta frase sin comprender su significado o sin comprender que no es posible en la religión islámica, aplicar la igualdad en todos los puntos de vista con las diferencias que existen.


Y si juzgara de manera igual con la presencia de las diferencias, sería una religión que no es recta. Por consecuencia, el musulmán no ha de poner dos cosas por igual mientras que hay contradicciones entre las dos. Mientras que si dos cosas son iguales en todos los aspectos la justicia será pues dar a cada una de ellas lo que se ha dado a la otra.

Por lo tanto el estudiante en conocimiento islámico ha de entender bien esta frase así como otras frases que algunas personas utilizan sin conocer su significado ni las intenciones que están detrás.

___________________________ Shaikh Al Uthaymin Fuente: Sharh Riyadus Salihin Traducido por Abou Hammaad Sulaiman Dameus Al Hayiti Viernes, 12 de Marzo, 2010, Québec, Canadá. Artículo extraído de: salafidemontreal.com Traducido al castellano por Ummu Khattab Al Andalusiyyah