Las reglas de ayuno especificas para las mujeres





El ayuno del mes de Ramadán es una obligación para cada musulmán, hombre y mujer, y es uno de los pilares y de las grandes bases del Islam. Allah dijo:

¡Creyentes!; Se os ha prescrito el ayuno, al igual que se prescribió a los que os precedieron. Quizás, así, temáis a Allah.” (2:183)

La palabra “kutiba” (prescrito) aquí significa “furida” (hizo obligatoria).

Cuando la chica llega a la edad en la cual empezará a ser responsable de sus actos, y alguno de los signos de la pubertad se hace aparente en ella, de entre ellos, la menstruación, entonces comienza la obligación de ayunar para ella.

Ella podría comenzar a tener la menstruación desde los 9 años.

Sin embargo, algunas chicas no son conscientes de que se las exige que empiecen a ayunar, por lo que no ayunan pensando que son demasiado jóvenes, sus padres tampoco las instan a ayunar.

Y eso es una gran negligencia porque uno de los pilares del Islam es abandonado.

Si ocurre eso a una mujer, está obligada a recuperar los días de ayuno que abandonó desde el momento en el que empezó a tener la menstruación, pese a que haya pasado mucho tiempo desde entonces, dado que eso sigue siendo parte de sus obligaciones.
¿Quién debe ayunar en Ramadán?



Cuando el mes de Ramadán llega, cada musulmán hombre y mujer que llega a la edad de la pubertad, tiene buena salud y es residente (no está de viaje) está obligado a ayunar.

Quienquiera que esté enfermo o de viaje durante el mes, puede romper el ayuno y recuperar más tarde la cantidad de días que no ayunó.Allah menciona:

Y quien esté enfermo o de viaje, un número igual de días. Allah quiere hacéroslo fácil y no difícil.¡Completad el número señalado de días y ensalzad a Allah por haberos dirigido!” (2:185)

Asimismo, quienquiera que vea que llega Ramadán y es muy mayor e incapaz de ayunar o tiene una enfermedad crónica incurable (hombre o mujer), puede romper el ayuno y alimentar en compensación a un pobre con la mitad de un sa’ (cuatro puñados) de comida de la gente de su país por cada día no ayunado. Allah dijo:

“Pero quienes ayunarían con gran dificultad, que en compensación alimenten a un pobre”. (2:184)

Ibn ‘Abbas –Allah esté complacido con él- dijo:

“Este versículo va dirigido al anciano que no pueda curarse nunca”.

Sahih Al Bukhari

El enfermo cuyo no pueda curarse nunca se incluye en la regla del anciano. No ha de recuperar los días no ayunados a causa de su incapacidad de ayunar.


La mujer tiene algunas excusas que le permiten romper el ayuno de Ramadán, a condición de que recupere los días no ayunados de esos días.

Esas excusas son:La menstruación y el sangrado post-parto


Se prohíbe a la mujer que ayune cuando está en estos dos estados. Está obligada a recuperar más tarde los días no ayunados.

Basándose en lo que fue relatado en los dos Sahih según ‘Aisha –Allah esté complacido con ella- quién dijo:

“Se nos ha ordenado recuperar los días no ayunados pero no se nos ha ordenado recuperar las oraciones no efectuadas”.

Ella dio esta respuesta cuando una mujer le preguntó: “¿Por qué la mujer que tiene la menstruación debe recuperar los días que no ayunó y no tiene que recuperar las oraciones que no efectuó?”. A lo que ella aclaró que esas son cuestiones que dependen de la revelación, que deben seguir los textos relatados.

En cuanto a la sabiduría detrás de ello, Shaikh Al Islam Ibn Taymiyyah dijo en Majmu’ Al Fatawa (15/251):

“El sangrado de la mujer a causa de la menstruación contiene una descarga de sangre. La mujer que tiene la menstruación puede ayunar en otros momentos que no tenga sangrado proveniente de la menstruación. Su ayuno en tal situación es un ayuno moderado y equilibrado sin ningún sangrado (lo que refuerza el cuerpo y es su subsistencia principal) en este periodo. Pero cuando ayuna menstruando (necesita que el sangrado salga), la sangre que es el componente principal de su cuerpo, hará que su cuerpo esté débil. Y ello conllevará a que por naturaleza el ayuno no sea moderado ni equilibrado. Por eso, ella debe ayunar únicamente cuando no está menstruando”.
Embarazo y lactancia



Si debido al ayuno resulta un mal causado a la mujer o al bebé o a los dos, puede romper el ayuno si está embarazada o si está amamantando.

Pero si el mal por el cual rompe el ayuno se aplica solamente a su bebé y no a ella, entonces debe recuperar los días de ayuno que no ayunó y alimentar a un pobre por cada día no ayunado. Y si el mal se aplica solamente a ella, le es suficiente con recuperar los días que no ayunó. Esto es así ya que la mujer embarazada y la mujer que está amamantando entran en la generalidad de la Palabra de Allah:

“Pero quienes ayunarían con gran dificultad, que en compensación alimenten a un pobre”. (2:184)

Al Hafid Ibn Kathir –Allah le tenga misericordia- dijo en su tafsir (1/379):

“De entre los que entran en el significado de este versículo están las mujeres embarazadas y las que están amamantando, si temen por ellas o por sus bebés”.

Shaikh Al Islam Ibn Taymiyyah dijo:

“Si una mujer embarazada teme por su feto, no debe ayunar y luego ha de recuperar cada día no ayunado y alimentar a un pobre con 2 kilogramos de pan”.

Majmu’ Al Fatawa, 25/318

Notas importantes

Istihada (sangrado irregular)


Este es el estado en el que la mujer observa un sangrado que no es el sangrado habitual de la menstruación. Ella debe ayunar y no le está permitido romper el ayuno a causa de ese tipo de sangrado. Mencionando el permiso para la mujer menstruante romper el ayuno, Shaikh Al Islam Ibn Taymiyyah –Allah le tenga misericordia- dijo:

“Contrariamente a la mujer en estado de Istihada, dado que ese estado comprende un periodo de tiempo que no es fijo y no hay periodo durante el cual se le pueda pedir que comience a ayunar de nuevo. A causa de ello, no es posible prevenirlo, y lo mismo sucede con la eyaculación imprevista, el sangrado debido a una herida, el enfado, Al Ihtilam (cuando el liquido sexual sale de las partes privadas sin haber mantenido relaciones ni jugueteos), como todas las demás cosas que no tienen tiempo fijo que no se podría prevenir. Al Istihada no es algo que anule el ayuno como sí sucede con el sangrado menstrual”.

Majmu’ Al Fatawa, 25:251

La mujer menstruante, la embarazada y la que está amamantando



Si rompen el ayuno durante Ramadán, deben recuperar los días que no ayunaron entre el Ramadán que rompieron el ayuno y el próximo Ramadán.

Pero recuperarlos cuanto antes es mucho mejor.

Y si solamente les quedan pocos días antes de que el Ramadán siguiente llegase, están obligadas a recuperar los días no ayunados (del Ramadán anterior) para que el nuevo Ramadán no llegue teniendo aún que recuperar días del Ramadán anterior.

Pero si ellas no lo hacen y Ramadán llega, todavía han de recuperar los días del Ramadán anterior y no tienen ninguna excusa válida por haberlo retardado, están obligadas a recuperar los días no ayunados y a alimentar a un pobre por cada día de éstos.

En el caso de que tuvieran una excusa válida, solamente han de recuperar los días no ayunados. Igual que los que están enfermos o de viaje que solo han de recuperar los días no ayunados.

Su regla es como la regla para la mujer que rompió el ayuno debido a la menstruación, con los detalles citados anteriormente.


No le está permitido a la mujer efectuar un ayuno recomendado sin el consentimiento de su marido



Basándose en lo que Al Bukhari, Muslim y otros narraron de Abu Huraira –Allah esté complacido con él- que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo:

“No le está permitido a la mujer que ayune estando su marido presente sin su consentimiento”.

En algunas narraciones del hadith de Ahmad y Abu Dawud: “excepto Ramadán”.

Pero si el marido le permite efectuar un ayuno recomendado, si no está presente o si no tiene marido, ella ha de estar motivada en efectuar el ayuno en días recomendados.

Particularmente los lunes y los jueves, tres días de cada mes, seis días de Shawwal, el noveno día de Dhul Hijjah, el día de ‘Arafah, el día de ‘Ashura y el día antes o después de éste.

Sin embargo, ella no debe efectuar un ayuno recomendado mientras que tiene pendiente recuperar días del Ramadán anterior, antes ha de recuperarlos y Allah sabe más.

Si la mujer menstruante deja de sangrar durante una jornada de Ramadán

Ella debe empezar su ayuno por el resto del día y recuperar los días que no ayunó debido a la menstruación.

Su ayuno por el resto del día en el que dejó de sangrar es una obligación para ella, sea cual sea el momento.



Shaikh Salih Bin Fawzan Bin ‘Abdillah Al Fawzan
Libro Tanbihat ‘ala Ahkam Takhtasu bil Mu’minat (pág. 62-67)Extraído de: 3ilm char3iTraducido por Ummu Khattab Al Andalusiyyah para: http://atharusalaf.com/