Imam Ibn Qayyim al Jawziyyah (rahimahu Allaah) dijo:

La compañía inecesaria es una enfermedad crónica que ocasiona mucho daño. Que seguido la compañia y el mezclarse equivocadamente han privado a la gente de la generosidad de Allaah! Plantando discordia en los corazones que ni siquiera el pasar del tiempo -así fuera suficiente para que una montaña se erosionara- podría disipar. En mantener tal compañia uno puede encontrar la raiz de toda pérdida tanto en esta vida como en la que sigue.

Un siervo debe beneficiarse de compañia. Para poder beneficiarse debe dividir a la gente en cuatros categorías, y ser cuidadoso de no mezclarlas, pues una vez que se ha mezclado una categoría con la otra, el mal encontrará una manera de llegar a él.

La primera categoría son aquellas personas cuya compañia es como la comida: es indispensable tanto de día como de noche. Una vez que el siervo ha satisfecho su necesidad de ella, la deja hasta que la requiera de nuevo y así sucesivamente. Esta categoría se refiere a la gente del conocimiento que proveniene de Allaah – de Sus órdenes, de las estrategias de Sus enemigos y de las enfermedades del corazón y sus remedios – aquellos que desean el bien con Allaah, Su Profeta (sala Allahu 'alehi wa salaam) y Sus siervos. Asociarse con este tipo de gente es un logro en sí mismo.

La segunda categoría es la de las personas cuya compañia es como una medicina. Solo se requiere de ellos cuando se tiene una enfermedad. Cuando se está sano no se tiene necesidad de ellos. Sin embargo mezclarse con ellos es a veces necesario para buscar el sustento, para cuestiones de negocios, para consultas y situaciones de este tipo. Una vez que la necesidad que se tiene de ellos se ha satisfecho, se debe evitarse el mezclarse con ellos.

La tercer categoría es la de las personas cuya compañia es dañina. Mezclarse con este tipo de persona es como las enfermedades en todas sus variedades y categorías de severidad. Asociarse con una o más de este tipo de personas es una enfermdad crónica incurable. Jamás te beneficiaras ni en esta vida ni en la que sigue si tienes a estas personas como compañia, y con certeza perderás una o las dos de entre tu religión y tu sustento, por causa de estas personas. Si su compañia se ha apoderado de ti y se ha establecido, entonces se vuelve una enfermedad aterradora y fatal.

De entre esta gente están aquellos que ni hablan lo que es bueno de manera que puedas beneficiarte, ni escuchan con atención lo que dices de manera que puedan beneficiarse de ti. No conocen su alma y como consecuencia no la colocan en su lugar correcto. Si hablan, sus palabras caen sobre el que les escucha como un golpe de vara, mientras ellos están en admiración constante de sus palabras. Ocasionan malestar a aquellos con los que están mientras piensan que ellos son el perfume agradable de la reunión. Si permanecen callados son mas pesados que una gigantesca piedra de molina – demasiado pesada para cargarla o si quiera arrastrarla a lo largo del piso.

De cualquier modo que sea mezclarse con gente que es mala para el alma no debe durar, aunque fuera inevitable mezclarse con ellas. Puede ser uno de los aspectos mas angustiosos de la vida de un siervo el estar plagado con una compañia como esta. Con este tipo de relaciones el siervo debe apegarse al buen comportamiento, solo presentando su apariencia exterior y disfrazando su alma interior, hasta que Allaah le conceda una salida de esta aflicción y los medios para escapar de tal situación.

La cuarta categoría es la de las personas cuya compañia es perdición en si misma. Es como tomar veneno: su víctima necesita tomar un antídoto o morirá. Mucha gente pertenece a esta categoría. Son gente de inovación religiosa, aquellos que abandonan la sunnah del Mensajero de Allaah sala Allahu 'alehi wa salaam y defiende (o es partidiario) de otras creencias. Lo que es sunnah lo llaman bid'a (inovación) y vice-versa. Un hombre de intelecto, aunque tuviere poco, no debe sentarse con ellos en sus reuniones, ni mezlcarse con ellos. EL resultado de hacerlo será ya sea la muerte de su corazón, o en el mejor de los casos, caer seriamente enfermo.


Lo que da vida y sutento al corazón.

Debes saber que los actos de obediencia son esenciales para el bienestar del corazón del siervo, de la misma manera que la comida y la bebida lo son para el cuerpo. Todas las acciones malas son iguales a la comida venenosa e inevitablemente dañan el corazón.

El siervo siente la necesidad de adorar a su Señor, Poderoso y Glorioso es Él, pues el siervo está en necesidad constante de Su ayuda y asistencia.

Para poder mantener el bienestar de su cuerpo, el siervo debe seguir una dieta disciplinada. De manera habitual y constante come comida buena y a intervalos regulares, y es diligente en liberar a su estómago de mala comida si es que llegara a comer mala comida por error.

El bienestar del corazón es mucho mas importante que el bienestar del cuerpo, pues mientras el bienestar del cuerpo permite que lleve una vida libre de enfermedad en esta vida, el bienestar del corazón asegura tanto su buena fortuna en la vida de este mundo, como el placer eterno en la que sigue. De la misma manera, mientras la muerte del cuerpo le priva al siervo de este mundo, la muerte del corazón resulta en angustia que dura para siempre. Un hombre piadoso dijo en una ocasión:

Que extraño que la gente llore por aquel cuyo cuerpo ha muerto, pero nunca llora por aquel cuyo corazón ha muerto y sin embargo la muerte del corazón es mucho mas seria!

Así pues los actos de obediencia son indispensables para el bienestar del corazón. Vale mencionar los siguientes actos de obediencia en este momento, pues son necesarios y esenciales para el corazón del siervo: dhikr de Allaah El Exaltado, recitación del noble qur'an, pedir perdón a Allaah, hacer du'a, invocar las bendiciones y paz de Allaah sobre su Profeta (sala Allahu 'alehi wa salaam) y el rezar en la noche.

-------------------------------------------------------------------------------

Del libro: Purificación del Alma. Imam Ibn Qayyim al Jawziyyah.

traducciones:

Abu Ibraheem Abdur Rahman Andrews
'abdu Allaah alMeksikii
Este escrito se encuentra también aqui:
http://abdullahalmeksiki.wordpress.com/ ... hu-allaah/


http://www.salafishispanos.com/viewt...7ed41da45f16c3